8/6/08

Piazzola


Hace unos días cayó a mis manos un ejemplar de la primera edición del libro Astor Piazzola – A Manera de Memorias.(1)
Se trata de un trabajo del periodista Natalio Gorín publicado en 1990 por la Editorial Atlántida de Buenos Aires. Luego, según he podido ver por ahí, esta obra fue reeditada por la Editorial Perfil, también de Buenos Aires. Es posible, aunque no tengo noticia de ello, que se haya vuelto a reeditar.
Pretender escribir sobre Astor Pantaleón sería una imprudencia de mi parte. Hay mucho y muy bueno dando vueltas por ahí. Me limito a recomendar la lectura de este amigable libro a quienes no se hayan cruzado con él, basado en memorias del artista expresadas en los meses de marzo y abril de 1990. El 4 de agosto de ese año su salud se quebró allá, en París. Es más, Piazzola nunca llegó a ver los resultados de esta experiencia compartida con su amigo Gorín en la que comienza diciendo:

“Tengo que decir la más absoluta verdad. Yo puedo contar una historia de ángeles, pero no sería la verdadera historia. La mía es de diablos mezclada con ángeles y un poco de mezquindad. Hay que tener algo de todo para seguir adelante en la vida.”

Toda una definición del maestro. Por su parte Natalio Gorin dice en su prólogo:

“… Siento mucho afecto por Piazzola, admiro su música desde hace treinta años, no somos dos desconocidos ni esta idea nació ayer. Astor la conoce desde tiempo ha. Venía madurando, necesitó una investigación previa. Esos son avales para desarrollar la obra. Mi modesta ambición es dejar testimonio para el futuro. Quien fue Astor Piazzola. Qué hizo. Que pensaba. Cómo transitó la parábola de la vida.”

Pues, francamente lo logró.

(1) Natalio Gorín, Astor Piazzola. A Manera de Memorias. Editorial Atlántida S.A., Buenos Aires, 1990. ISBN 950-08-0920-6.

2 comentarios:

Miguel A. Mastroscello dijo...

Frankye:

He leído tres de los numerosos libros sobre Astor Pantaleón editados, y el de Gorin es el que me pareció más interesante. Como vos decís, el autor logró su propósito.

También es recomendable una biografía muy documentada, escrita por una argentina, María Susana Azzi, y un norteamericano, Simon Collier.

El otro que leí lo escribió Oscar López Ruiz, uno de los guitarristas que tuvo el quinteto, y también está bueno.

Pero, el de Gorín tiene ese plus del afecto que me parece lo hace especial.

Bah, digo yo.

Un abrazo, Mike.

francisco javier arqueros dijo...

Mi amigo Roberto me envió un mail a propósito de este post. Lo incorporo a modo de comentario.

"No sé si te acordás, pero mi hijo Andrés, tuvo el honor de organizar La Semana de Piazzolla, allá por el 94. Tenía 20 años, fue en el Centro Cultural Recoleta y Natalio Gorini trabajó intensamente con él, para brindarle todos los detalles de su vida y su obra, al contrario que su última esposa, la locutora Laura Escalada, que no quiso participar de ése evento. Quien participó fue su hijo Daniel Piazzolla con el octeto electrónico. Tengo fotos de ese evento, fui el fotógrafo "oficial", Fito Páez, la Orquesta de Tango de Bs.As., Gerardo Gandini, Jairo, Adriana Varela, Antonio Agri, etc. etc.
Para colaborar con tu artículo del Astor."

Roberto Gribnicow