31/10/08

¿Angeles?



¿Existen los ángeles? Buena pregunta ¿no creen?
Desde el fondo de los tiempos, en diversas culturas, allí están, en ellos se piensa y cree. Y casi siempre con un significado similar: ellos están, ante todo, para sostener y acercar un mensaje trascendente y necesario a los seres humanos, en especial cuando las cosas se ponen feas, por decirlo de algún modo.
Creer, no creer. Gran dilema. El escepticismo intelectual nos impide hacerlo. Sin embargo ellos han estado y siguen estando presentes en millones de manifestaciones y testimonios formulados por el hombre, intelectuales incluidos.
¿Será que existe una energía en nuestro ser que, ante la confusión y desasosiego, se instala en nuestra consciencia, a modo de autodefensa? ¿Será, por caso, que existen seres tan humanos como nosotros que tienen la capacidad de percibir la confusión del otro y, por tanto, acercar una palabra amable?
Una palabra amable... Muchas veces basta con eso, apenas una caricia al alma. No tengo idea y a medida que el tiempo va pasando mis dudas crecen. Sin embargo este mar de dudas me orienta hacia lo que creo una certeza: todos necesitamos esa caricia en algún momento.
"Las caricias son en Análisis Transaccional cualquier tipo de manifestación de una persona, ya sea verbal o no verbal, que implique el darse cuenta de la existencia de otra. Son formas de reconocimiento de los demás y son vitales para sobrevivir y vivir, tanto físicamente como psicológicamente, so pena de que, si son insuficientes en cantidad o calidad, se padezcan serios trastornos." (Wikipedia)
Confieso que en estos días hubo quien, sin conocerme siquiera, tuvo la capacidad (¿el don?) de acariciar mi alma. ¿Habrá sido un ángel?
Eso sí, mi ángel es músico, como el que ilustra este post, obra de Rosso Fiorentino, artista manierista a ultranza, nacido en la maravillosa Florencia (1494) y fallecido en la mágica París (1540).
Me queda una (¿una nada más?) pregunta: ¿Por qué no intentar ser ángeles de quienes están con nosotros? Podría resultar interesante.

Alfonsín

Invito a leer el artículo escrito por el periodista Joaquín Morales Solá. Me parece que ha logrado una buena síntesis sobre el rol y significado del Dr. Alfonsín en la vida política de nuestro país.

OpiniónSímbolo de democracia

Por Joaquín Morales Solá

lanacion.com | Política | Viernes 31 de octubre de 2008

30/10/08

Democracia


El 30 de octubre de 1983 ocurrió lo que unos cuantos intuíamos y muchos creyeron que jamás ocurriría. Raúl Alfonsín ganaba las elecciones convocadas por la corporación militar, responsable de uno de los períodos más oscuros y trágicos de nuestra historia, que se batía en retirada, víctima de sus excesos y fracasos. El líder de la U.C.R. se impuso cómodamente sobre su principal adversario, el Dr. Italo Lúder, candidato del Peronismo.
Debo confesar que aún hoy (o quizás, hoy más que nunca) siento un cierto cosquilleo, sincera emoción, al recordar la alegría, el alivio, de la gran mayoría de la sociedad argentina. Volvía la democracia y lo hacía de la mano de un demócrata. A él y no a otros le corresponde el mérito político de haber puesto en marcha las instituciones del país, incluyendo la acción de la Justicia, juicio a las Juntas Militares mediante. Y aclaro bien: juicio a los responsables, no a las instituciones, que son cosas muy diferentes.
Debo confesar también que en esos años seguí fervorosamente al Dr. Alfonsín, milité activamente en la U.C.R. y no fueron pocos los esfuerzos y las esperanzas. Luego, las cosas fueron cambiando ya que hubo muchos aciertos, pero también gruesos errores. No han faltado los días en que me sentí decepcionado.
En lo personal no he modificado demasiado mi pensamiento republicano y democrático, al contrario, no solo lo ratifico sino que creo que éste se ha profundizado. Luego, en cuanto a encontrar el espacio y los líderes con los que identificarse, las cosas se han puesto algo más complejas. Es más, entiendo que necesitamos urgentemente el crecimiento público de mujeres y hombres que encarnen el nuevo cambio, quizás el que nos lleve a buen puerto. Yo creo en la generación joven que se viene, es cuestión de tener un poco de paciencia.
Respecto al Dr. Alfonsín, quien hoy es homenajeado con justicia, entiendo que a la hora del balance histórico serán más significativas "las buenas" que "las malas". El es, ha sido toda la vida, un político. El destino, la historia, la sociedad al fin y al cabo, quisieron que encarnara la profunda necesidad que los argentinos teníamos de vivir en democracia. Ya van 25 años, quizás el período más largo -sin interrupciones- de toda nuestra historia.
Lamentablemente hoy las cosas no son como muchos las imaginamos en aquellos años. Tenemos una deuda con nosotros mismos: la democracia nos debe poder curar, educar, alimentar. Hago votos por los próximos 25 años e invito a que cada uno de nosotros ponga nuestro imperceptible granito de arena para que ya no alcance con las formas cuantitativas, profundizando el cambio cualitativo. ¡Es urgente!

Naturaleza

Haciendo una rápida lectura del diario (versión digital), me encontré con esta maravilla, una más de las que esta hermosa Patagonia nos ofrece. Me parece oportuno difundirla en cuanto ámbito uno pueda hacerlo.
Estoy seguro que la mayoría de los medios de comunicación masivos recogerán la noticia. He aquí el link al diario La Nación, de Buenos Aires, por medio del cual es posible ver un registro en video. Espero lo disfruten.

Extraño fenómeno natural en el Parque Nacional Los Glaciares

Emergió desde el agua una pirámide de hielo natural en el glaciar Viedma; no te pierdas las imágenes del momento en que ocurre el sorprendente desprendimiento

lanacion.com | Información general | Jueves 30 de octubre de 2008

26/10/08

Tarde de domingo

Esta tarde tenía pensado poner al día algunos papeles, de esos que se van juntando hasta configurar un enorme y casi inabarcable montículo sobre algún estante u escritorio. Facturas de distintos servicios, cartas, apuntes, borradores, en fin, de todo un poco. No tuve ganas, nuevamente no quise hacerlo (no por nada el montículo ha sido calificado de inabarcable) y probablemente no lo haga ningún domingo. Menos que menos por la tarde.
Esta vez la excusa no ha sido el fútbol. El equipo de mis amores, River Plate, va último y ver el esmero que ponen sus cotizados players en llevar a la práctica las absurdas estrategias que imagina su entrenador dañan alma y razón, al punto tal que hasta nuestros más enconados adversarios comienzan a sentir cierta preocupación, luego de la natural y esperable gastada. En la Argentina no hay Boca sin River y viceversa. En términos físicos diría que lo nuestro lo explica un imán.
Esta vez quien me ha dado la perfecta excusa para evadir la montaña de papeles ha sido Mark Twain.

¿Cómo olvidar lecturas tan significativas de mi niñez y primera juventud? ¿Cómo olvidar a Tom Sawyer, Huckelberry Finn o Príncipe y Mendigo? Imposible.
Por suerte uno no solo apila papeles y no faltan algunos estantes con libros, también en alegre desorden. En él, dí con una selección de cuentos editada en 1975 por Ediciones Orión (Buenos Aires), editora que ni siquiera sé si sigue publicando o, como tantas cosas, se ha perdido entre los vientos de una de las recurrentes crisis a las que estamos acostumbrados los argentinos.
Se trata de una edición económica (las llamaban "de bolsillo"), cosa más que explicable si consideramos que quien esto escribe, por aquellos años, exhibía los siempre vacíos bolsillos de un joven estudiante. Debo decir que ahora ni soy joven ni estudiante y los bolsillos siguen vacíos, crisis mediante, toda vez que estamos en la Argentina y, encima, el mundo se ha vuelto loco.
Lo cierto es que la selección preparada y traducida por Floreal Mazia (1) contiene algunos cuentos que disfruté releer después de tantos años. La Rana del Distrito Calaveras, El Elefante Blanco, El Billete de 1.000.000 de Libras Esterlinas... Son todos muy buenos y ahora, en una segunda lectura, mucho mejores.
Es más, diría que "El Billete..." es una fantástica metáfora y una muy corrosiva descripción de lo que sucede con la economía y las expectativas, al decir de estos turbulentos tiempos antieconómicos pero económicos, en que los ricos y los cercanos al Califato K se quedarán ricos y al resto que Dios lo ampare, que nada nuevo hay bajo el sol.
La historia no es demasiado extensa. Estuve tentado de transcribirla pero, dos minutos más tarde, entré en razones y concluí en que sería "extenso" reproducir el texto completo y, además, hay derechos que deben ser respetados, por más que todo el mundo se copie de todo el mundo, cada vez más alevosamente. Recomiendo a todo el que pueda hacerlo, leer o releer esta historia. Aseguro que vale la pena.
Concluyo con un breve comentario, mejor dicho una pregunta: ¿no es hermoso tomar en las manos un libro, ya gastado, con sus páginas mostrando los rastros de sus lectores y el paso del tiempo? En fin, es domingo. Tarde de domingo.


(1) Admito que no se quien es o ha sido Floreal Mazia. Por curiosidad (quien visita este espacio ya me sabe obsesivamente curioso) intenté encontrar referencias sobre este hombre en la Web. No he encontrado (seguiré buscando) datos específicos de Don Floreal. Lo que si he observado es que parece ser que este hombre ha sido un prolífico traductor (de varios idiomas) en el Buenos Aires en el que los libros no eran extraños objetos y circulaban como el agua de los ríos, pletóricos, como en la Primavera, cuando comienzan los deshielos de las montañas anunciando el renacer de la vida. Si algún amigo puede hacer su aporte, lo agradeceré.

Foto: Gentileza del sitio Web El Poder de la Palabra.

25/10/08

Maestros

Vamos con un poco de buena música. Paco de Lucía y Jaime Torres. Guitarra, charango y algo más. Promete. Ahí vamos...



¿Qué tal el joven del contrabajo? Interesante ¿no? Pero esto sigue...



Ya he contado el placer que me proporcionan las ensaladas culturales. Esta me ha dejado pipón.

23/10/08

¿Es cuatro?

Hay un viejo chiste que relata un momento en que los líderes de la humanidad necesitan imperiosamente desentrañar un misterio: ¿Cuánto es dos más dos?
Son convocados el mejor matemático del momento, así como el más insigne estadístico y el más notable de los economistas. Ellos, los sabios, debían encontrar la respuesta.
El matemático fue breve y contundente. Dos más dos es cuatro. Punto. Luego, por floreo, agregó que se trataba de un número real, positivo, par... etc.
El estadístico, ya algo sociológico, expresó que, en realidad dos más dos era un valor posible de ubicar -margen de error mediante- entre el tres y el cinco. Ya se vería, en todo caso, cuál era tal valor cuando la gente tomara sus propias decisiones.
Los líderes (bueno, los tipos/as a cargo o en el cargo, por decirlo de algún modo), a esas alturas, pensaron algo parecido a "estamos en el horno, ¿a quién se le ocurrió traer a un encuestador?"
No hubo duda, se imponía la tercer respuesta. Ella sería la síntesis, Hegel mediante. Era el turno del economista. Allí estaba la verdad, seguramente.
El tipo, luego de carraspear y poner su mejor cara de poker, preguntó: ¿Cuánto quieren que valga dos más dos? ¿Qué quieren que les diga?
Ya saben, los mercados son eso, mercados. Sugiero hacer un rápido raid por el diccionario (hasta el más berreta sirve) para buscar el significado de la palabra mágica: mercader. Y, si no les cabe, vayan a la Medina de Fez, Marruecos. Ya se van a dar cuenta de lo que estoy hablado.
Fin del palazo: si esta historia no hubiera traspasado las cuatro paredes del vetusto ámbito académico en que se desarrolló, las mariposas seguirían volando, las hamburguesas comiéndose y la pelota rodando. Pero no, allí estaban los medios. Resultado: se pudrió todo. No más hamburguesas, la pelota no dobló, las mariposas dejaron de ser libres y todos nos fuimos a la mismísima mierda.
Me encanta la posmodernidad...

22/10/08

La Revolución (Woodstock III)

Fines de los sesenta. Digamos que por acá, ya los setenta. Revolución. Unos optaron por la violencia y no faltó quien hizo algo peor: asesinó. Otros pensamos que el camino era otro. He aquí un ejemplo.



Pasó el tiempo. No ha sido tanto. Hay estúpidos que siguen con la revolución. Yo me sigo quedando en esto. La paz esté contigo.
Luego: ¿No es admirable la voz de Joan Baez?
Dedicatoria: Es para vos, querido ARGENTINEGRIBNI, romanticón empedernido.

El problema de ser defendido

Una muy conocida canción de Joan Manuel Serrat reza "...entre esos tipos y yo hay algo personal." El, si no me equivoco, expresa su repudio a tantos y tantos líderes que van de reunión cumbre en reunión cumbre, discurso que va, discurso que viene, hablando de nada. Mientras tanto esos mismos tipos (y yo agregaría tipas, porque hay unas cuantas, entre ellas nuestra Presidente), se zambullen en guerras salvajes que supuestamente liberarán a los pueblos, se masturban con cuanto especulador financiero mundial se les cruce en el camino y toman cientos de medidas que nos protegen del mal. O sea: son buenos muchachos, nos están cuidando. Nos defienden de los malos, que nunca son ellos mismos, aunque con ellos siguen de reunión en reunión, banquete que va, comilona que viene, foto incluida. Debo confesar que cada vez que cada vez que veo esas fotos, publicadas en cuanto medio descerebrador haya por ahí, me derrito de gusto, siento paz, duermo como un angelito: ellos/as me cuidan, me defienden.
Pero el maestro Serrat se ha quedado corto, toda vez que la Argentina es un país superador. Aquí nos defienden mucho más. Así da gusto ¿no?
Concluyo: ¿A quién se defiende con el próximo saqueo, uno más, que acaba de anunciar el gobierno respecto de los fondos de jubilación (AFJP) privados? ¿A los aportantes, a la bestia estatal o los señores "administradores" de tales fondos? Sólo tengo una certeza: a mí seguro que no.
Y pido: ¿No podrán dejar de defenderme?

19/10/08

Woodstock (II)

Otra de Woodstock, en este caso la memorable versión de Joe Cocker del tema "Con una pequeña ayuda de mis amigos", de los Beatles. Ahí vamos.



¿Vieron el Hammond? No es que esté obsesivo pero el sonido tan peculiar del Hammond siempre me resultó grato.

Woodstock (I)

Pregunto, si cabe: ¿Has visto alguna vez la película documental que registró el festival de Woodstock? Y pregunto de nuevo: ¿La has visto en ese entonces, siendo joven?
Espero que hayas visto esta muy buena película -más allá de la música- y, si no lo has hecho, sugiero que la busques y lo hagas. Te vas a explicar algunas cosas. Por lo pronto y aprovechando que existe You Tube (que da para todo), propongo disfrutar algunas musiquitas. En este caso vamos con Santana y su "Sacrificio Soul".



Antes de irnos. ¿Viste lo que es el baterista? Hago notar un detalle: nada de quinientos tambores alrededor del tipo. Una batería clásica. Redoblante, ton ton agudo, ton ton grave, charleston, bombo con un pedal y dos platos. El tipo la derritió.
Otro si digo: ¿Se acuerdan del órgano Hammond? Que lo parió, diría Cutaia...

17/10/08

Todo por dos pesos

Termina la semana. Suele ocurrir que los viernes, al filo de la tarde, se me da por escudriñar un poco por allí, otro poco por acá. Enfrascado en este ejercicio, me encuentro con la nota periodística que da cuenta de la aprobación del Presupuesto 2009 por parte de la Cámara de Diputados de la Nación. Todo un tema que, estoy seguro, no traerá "cola" sino la estela completa de un cometa del tamaño del Halley. Pero esto es otro asunto.
La nota (ver aquí) concluye con el siguiente párrafo: "Las lealtades van y vienen, reconocen en el oficialismo. Así como algunos se fueron, otros se acercan. Los diputados del Movimiento Popular Neuquino, por caso. Y, también, sugestivamente, los diputados de ARI fueguino Leonardo Gorbacz y Nélida Belous, que acompañaron al oficialismo en la votación en general."
¿Cómo? ¿No eran estas mismas personas -junto a quienes ocupan la Administración Provincial, sin demasiados resultados positivos, por no decir lo que la calle expresa algo más vehementemente- las que no se han cansado de denunciar, con carita de asquito, los atropellos y conductas réprobas del oficialismo KaKa?
Rayos y centellas, carámbanos y culebras. Las cosas que son hechas por un puñado de monedas, tan sólo monedas... Está visto que para ser virgen sólo hay que venderse por unas monedas y en horas de la madrugada, cuando nadie nos ve.
Me voy recordando al gran maestro de la magia Fu Man Chú, quien sostenía -en su vejez, ya bastante senil- que sería extraordinario montar un espectáculo cuyo título fuera "La Putas Vírgenes". Juro que lo del maestro es cierto, lo escuché con mis propios oídos años atrás, unos cuantos diría. El resto queda para el análisis de cada uno.

13/10/08

Por un puñado de dólares

Tengo la sensación, a la luz del lío económico mundial en el que -mal que le pese a la Sra. Fernández, nuestra presidente- también nos vemos involucrados los que habitamos estas lejanas pampas, que ha llegado el momento (o un momento) en el que se impone apelar al sentido común antes que a las variadas y variopintas interpretaciones que los "especialistas" desparraman a diestra y siniestra, muchas veces contradiciéndose a sí mismos en el término de horas. Es que el lío es grande, la fiesta demasiada y la "riqueza virtual", al decir del Sr. Aldo Ferrer (un singular economista), no tiene nada de virtual toda vez que los dueños de los botones y los "sistemas" gozan de muy buena salud y verdes billetes en algún paraíso fiscal, mientras que los seres de carne y hueso, aquellos que trabajamos y producimos, estamos pagando el banquete. Y lo que es peor, si no se toman algunas decisiones muy rápidamente, la factura de semejante cuenta posiblemente termine liquidando [nos] a unos cuantos miles, cientos de miles, o millones (de personas, no de billetes, que quede claro) sin comerla ni beberla.
Cuando hay tormenta y el viento todo lo desparrama suele ser una buena idea anclarse en algún punto firme, hasta que amaine. Las buenas ideas lo son. Se me ocurre que hay un mensaje al que deberíamos prestar más atención, que no es otro que el de las humildes (y ahora escasas porque aquí se afanan hasta las monedas) pero paradigmáticas monedas de un Peso, de los nuestros. Allí leemos: "EN UNION Y LIBERTAD".
¿Será mucho pedir que, en vez de subir tasas de interés, desconocer acuerdos oportunamente firmados, aspirar del "mercado" hasta el último billete, ya sea para jugarlo en la gran timba financiera o para alimentar a la bestia fiscal, se generen mínimas condiciones por las cuales la gente, la mayoría de la gente, pueda seguir trabajando y ganarse su pan con el sudor de su frente? ¿Podremos vivir en unión y libertad?
Me parece que pido demasiado: tener la posibilidad de hacer lo único que uno sabe hacer, que no es otra cosa que producir bienes tangibles, trabajar y dar trabajo. Lo llaman economía real. Al parecer hay economías no reales , las del bendito Primer Mundo y las de acá, que siempre son al revés. La pregunta se impone: ¿para qué sirve esta economía, estúpidos?
Por alguna extraña razón me acuerdo ahora de Augústulo (algo así como Augustito), a la sazón Emperador -casi niño- de la decadente Roma, que allá por el cuatrocientos y tantos deja en manos de un tal Odoacro (un mercenario) las riendas de aquel "Gran Mundo". Ya sabemos lo que vino después: la Edad Media.

10/10/08

Tomates y Carabelas


El Lycopersicon lycopersicum o tomatl es un fruto de la familia de las Solanáceas, como la papa (patata), el pimiento (ají), la berenjena y unas aproximadamente 2.300especies de plantas americanas productoras de alcaloides. Hablamos, sí señor, de su majestad El Tomate.

Considerado un alimento noble, se le han atribuido durante siglos virtudes afrodisíacas en el Viejo Continente, donde lo denominaron pomum amons (manzana del amor). En México y Perú es símbolo de buen augurio y no puede faltar en ningún banquete nupcial. Ya se sabe, entonces. A la hora de la "acción" no viene mal una prudente dosis de jitomate o xictomatl, si nos atenemos al decir de nuestros hermanos mexicanos.

El tomate ingresó en Europa a través de España, posiblemente por Galicia o Sevilla (me inclino por esta última, aunque no estoy muy seguro), pero su gran expansión se produjo en Italia, a través de las cocinas de Nápoles y Génova, así como de la francesa de Niza. Los italianos lo llamaron poma d’oro y los franceses, pomme d’amour.

No todo fueron rosas para tan admirable alimento: por su parecido a los frutos tóxicos de la belladona, el tomate tardó mucho tiempo en imponerse en la cocina, aproximadamente unos dos siglos, según se cuenta por ahí. Su supuesta toxicidad llevó a algunos botánicos a asignarle el nombre latino de lycopersicum -el pescado del lobo-, lo que motivó que su primera utilización fuese ornamental. No puedo menos que señalar lo ridículo que me resulta imaginar un dorado salón barroco de alguna corte europea decorado con bellos maceteros o jarrones de porcelana en los que se lucía una contundente planta de tomate. Hay que ser imaginativo para hacerse a la idea.

Pero la ignorancia nunca es eterna, circunstancia que, sumada a la innata vocación del ser humano de comerse todo lo que se le cruce en el camino (seres humanos incluidos, de vez en cuando), hizo que podamos disfrutar de inventos tan geniales como la Salsa al Fileto di Pomodoro, el Ketchup o el Bloody Mary. Como se ve, hay de todo y para todos...

Para ponernos a tono con estos tiempos, obsesivamente saludables y cada día más gastronómicamente sibaríticos, aportaremos algunos datillos esclarecedores. El tomate fresco es muy rico en agua (casi un 94% de su peso) y apenas contiene hidratos de carbono (3,50%), proteínas (1%), grasas (0,11%) y fibra (1,40%) con lo cual apenas aporta calorías (18 Kcal./100 g). Sin embargo, destaca su riqueza vitamínica y mineral.
Respecto a las vitaminas, la más abundante es la vitamina C (26,6 mg). Un tomate de 100 g cubre el 45% de las necesidades diarias de esta vitamina para un adulto sano. También aporta vitaminas de los grupos B y E, una aceptable cantidad de ácido fólico y una pequeña cantidad de betacarotenos, precursores de la vitamina A. Entre los minerales, deben ser señalados su contenido en potasio (250 mg), hierro (0,70 mg), magnesio (8,30 mg) y fósforo (27 mg).

Y esto no es nada: resulta interesante el hecho de que el tomate sea un vegetal que puede consumirse en crudo o en jugo (zumo), toda vez que de esta manera su contenido en vitamina C se mantiene prácticamente intacto y se aprovecha mejor. ¿Qué me cuentan?

Volviendo al asunto de lo afrodisíaco, me explico el entusiasmo de miles de personas que todos los años, en el mes de agosto, se enfrascan en el berenjenal (1) rojo que a los habitantes de Buñol –Valencia- se les ha dado en llamar La Tomatina. Allí, ya hace más de seis décadas que la cosa viene a los tomatazos, bien a la española ciertamente. A veces hay amores que matan y, si no lo hacen, dejan algún que otro contuso. Así y todo me imagino que la experiencia debe resultar bastante divertida. Que de diversión bien saben los ibéricos.


Me voy pensando en ensaladas, las que acompañan a nuestros criollos asados y las culturales, como la que se armó a partir de tres simples carabelas. Este mundo es muy curioso, tanto que resulta de lo más interesante. Me encantan las ensaladas, por complejas que resulten.

(1) Nótese que insconcientemente utilicé la palabra "berenjenal", siendo las berejenas primas del protagonista de este post, el tomate. Debe ser porque me encantan las berenjenas en escabeche...

9/10/08

Alteridad (versión 1.4...y la termino)


Se aproxima el 12 de octubre y, como bien se sabe, esta es la fecha en la que se reconoce oficialmente que Cristóbal Colón y sus acompañantes pisaron suelo americano, convencidos que habían llegado a las entonces apetecidas tierras asiáticas, en búsqueda de una ruta que evitara vérselas con los turcos y demás "muchachos", bastante poco amigables para los habitantes de los reinos cristianos de Occidente.
No hace falta que relate el meneo que sobrevino luego de tal acontecimiento y tampoco es cuestión de ponerse a verificar quién había pisado antes de Colón, Pinzón & Co. el suelo de nuestro continente. Para eso están los historiadores, incluso aquellos que -a mi juicio- no se han cansado de interpretar arbitrariamente (normalmente por intereses político ideológicos) los hechos del pasado.
El asunto es que los reinos de Portugal y España, seguidos luego por otras potencias europeas (especialmente holandeses, siempre astutos y buenos navegantes, ingleses y franceses), se hicieron a la mar, la guerra entre ellos y unas cuantas trapisondas más. Es lo que pasó, guste o no guste. Y lo que pasó, creo, generó un sinnúmero de situaciones, de las "buenas" y de las "malas", conforme a los criterios que hoy tenemos los accidentales que no nos destacamos por ser fundamentalistas. De estos -los fundamentalistas- poco puedo expresar, a excepción del desprecio que me merecen el fanatismo y la ignorancia.
También pasaron cosas cuando los Incas extendieron su imperio o, por caso, los Aztecas tomaron el control de prácticamente la totalidad del actual territorio de México. O cuando Atila, o Augusto, El César. ¿Prefieren a Napoleón en España o les cabe Gengis Kan? Puedo volver a los Dogón, las confrontaciones de las ciudades mayas o los resultados experimentados por aquellos intrépidos a los que no le salieron muy bien las cosas y fueron derrotados (a veces hasta degustados) por distintos pueblos aborígenes, a la hora de las confrontaciones armadas.
¿Qué pretendo decir? Lo que para mí es obvio: no tiene sentido ni equilibrio pretender hoy juzgar los hechos del pasado fuera de contexto y mucho menos pretender convertirse en un nativo originario de estas tierras, de hace unos quinientos o seiscientos años atrás. Es un error, creo.
Y lo es porque ya no somos aborígenes sino una nueva mezcla, otra gente, la de ahora. Esta nueva "raza" es el resultado de nuestros propios procesos históricos y, justamente por esta razón, es rica y diversa. Este es el mejor capital, el nuestro, el de América. Somos el resultado de la confluencia de distintas etnias aborígenes, negros, blancos de todas partes, pueblos del Islam o gente del Lejano Oriente. En nosotros confluyen todas estas culturas y en la confluencia vamos configurando día tras día nuestra cultura que, por otra parte, hoy tiene ciertos paradigmas que no necesariamente serán los del futuro ya que como bien reza la canción "todo cambia".
Este post está ilustrado con un didáctico gráfico de una guitarra. Bien, buena parte de nuestras músicas se interpretan con este noble y extraordinario instrumento. Jimi Hendrix también hizo lo que hizo con una guitarra en sus manos. Ahora bien ¿Cómo interpretar esto? ¿Qué pensar respecto del Candombre, el Samba, la Cumbia, el Huayno, la Cueca o el Forró? ¿Y nuestro bienamado Tango? Digo más: ¿Qué hubiera hecho un grande como Jaime Torres sin su charango?
He leido en un diario local que los representantes de los pueblos aborígenes originarios realizarán una celebración o, mejor dicho, la conmemoración del último día de libertad el 11 de octubre hacia la medianoche. Francamente, con el debido respeto, no puedo menos que tomar en términos relativos este tipo de inciativas. Sinceramente creo que una cosa es valorar los aportes culturales de quienes nos precedieron, empezando por nuestra propia tierra, y otra es hacer de cuenta que no ha pasado el tiempo, pretendiendo un paradigma unidireccional y reduccionista. La historia está llena de violencia, lamentablemente. Violencia que sigue tan campante por el mundo, muy a nuestro pesar, y se expresa de diversos modos, no sólo a los tiros.
La verdadera libertad se basa, entre otras cosas, en la aceptación del otro y no en su negación. La negación, que yo sepa, es muy poco progresista.

Cúpulas rojas, cúpulas blancas...



"El color me posee, no tengo necesidad de perseguirlo, sé que me posee para siempre...el color y yo somos una sola cosa. Yo soy pintor."
Paul Klee

5/10/08

John Lee Hooker - Ry Cooder

Un blues, como para recomponerse un poco de tanto quilombo cotidiano. Que te aproveche.

1952


Esta obra tiene tantos años como quien escribe esto. Quienes me cruzan por la calle y recuerdan mi rostro, como en todos los pueblos, suelen saludarme con un "buen día Don Francisco". Don Francisco, que es lo mismo que decirte: estás viejo, hermano. Es cierto. Sin embargo la obra de Matisse es joven; siempre lo será. Quisiera saber quién se anima a igualar tan revolucionaria propuesta. Se llamó Henri Matisse y fue un artista que entendió lo que casi nadie entiende: el color.

3/10/08

Diálogo Político

Anoche, mientras cenaba en casa, veo en la T.V. imágenes que reproducían un violento enfrentamiento entre dos bandos de personas cuyos rostros, al pasar, me resultaban conocidos. Golpes de puño, patadas, escupitajos, empellones... Un patético despelote.
Como no tenía encendido el audio de la caja boba y se estaba transmitiendo el -para mí- insoportable "noticiero" del Canal 13 de Buenos Aires no presté mayor atención al asunto, pensando que no se trataba de otra cosa que las frecuentes trifulcas a las que nos tienen acostumbrados algunos "militantes de la democracia" que desarrollan sus actividades en los principales centros urbanos del país, particularmente en Buenos Aires.
Pero no era así. Pude ver un cartelito, al pié de la pantalla, que decía -palabra más, palabra menos- "Graves incidentes en la Legislatura de Tierra del Fuego."
Obviamente el dato hizo que prestara atención a la escena, con lo que rápidamente pude identificar a más "militantes de la democracia", en este caso locales, que se estaban cagando a patadas entre ellos en pleno recinto de la cámara legislativa de nuestra provincia. La noticia (para el que esté interesado) se resume bastante bien en el portal de noticias Sur 54 (ver) así que no tiene sentido perder tiempo en explicar el asunto que, por otra parte no merece ninguna explicación aceptable. En todo caso cabe la condena a una práctica que, sinceramente, en lo personal ya me tiene harto.
Necesito expresar tal hartazgo, en mi condición de ciudadano, esto es una víctima más de estas patotas profesionales que desde hace demasiado tiempo ocupan espacios en la política degradándola, vaciándola de contenido para mal de todos, especialmente los más débiles o necesitados. Y víctima también de la inutilidad superlativa y el falaz doble discurso de quienes tienen hoy la responsabilidad de gobernar la Provincia.
Debemos cambiar, asumir mayores compromisos e impedir que esta estúpida jarana prosiga. Basta de hipocresía.