24/11/08

Cleto, Néstor y Cris


La foto nos muestra al actual Vice Presidente de la Nación. Fue electo para tal función en las últimas elecciones presidenciales, en fórmula con la Presidente, Cristina Fernández.
Julio Cleto Cobos (ver su CV), es un político de extracción radical que, en el contexto de lo que se dió en llamar "la concertación", acordó con el oficilismo peronista del Dr. Kirtchner, una fórmula conjunta acompañada -además- de otros sectores políticos que no viene ahora a cuento detallar. Para ello, así se informó al menos, se estableció una base programática que, según parece, duró menos que el tiempo que se tardó en imprimir los documentos del caso.


Ya se sabe lo que pasó (la votación de desempate del Ing. Cobos en el Senado de la Nación, su ámbito natural, según la Constitución Argentina), cuando la fallida acometida del gobierno por generar recaudaciones extraordinarias, elevando abultadamente los impuestos a la exportación de productos agropecuarios, en particular los granos más demandados por el mundo, al menos en esos días.
No haremos juicios de valor al respecto, de hecho en algún post anterior algo he dicho. Recordaremos, sí, que el Diputado Kunkel (ultra Kirchnerista) insultaba soezmente al Diputado Solá (también Krchnerista por aquellos tiempos) porque el hombre se expresaba libremente y manifestaba que el proyecto oficial adolecía de severos errores y no debía ser votado. Para ser más claros le dijo, en vivo y en directo, frente a la Nación entera "hijo de puta", a sus espaldas, como corresponde a los compadritos, que no son compadres y mucho menos hombres con lo suyo puesto en el sitio pertinente.
Lo extraordinario, ridículo y francamente paranoico, es la actitud del peronismo oficialista (porque hay también peronismo opositor, como para que la confusión sea bien confusa) hacia el Vice Presidente a partir de aquel hecho, culpando a este inesperado protagonista de primera plana de la trepidante derrota del gobierno en el Congreso Nacional, ante su empecinamiento de hacer aprobar una ley que definitivamente no contaba con el aval de la gran mayoría de la población, cosa que claramente demostraron las más que nutridas manifestaciones ocurridas en esos días.
La derrota no la propinó el Ing. Cobos sino el empecinamiento ciego del Dr. Kirtchner y sus acólitos. Hubo votación en la Cámra de Diputados y, luego, en Senadores. Ante el empate, como fija la Constitución, el Presidente del Cuerpo (esto es el Vice Presidente de la Nación) debió desempatar y lo hizo, me parece, siguiendo sus convicciones que, por otra parte, ya había adelantado.
Esto pasa, ha pasado y pasará en las democracias que son tales, y a nadie se le caen los dientes por ello; al otro día, broncas aparte, se sigue acordando o disintiendo, que para eso es la Democracia. Cada cual cumple (o debería cumplir) el rol institucional para el cual el Pueblo lo ha elegido.
Hace un par de días el ex Presidente Kirtchner, en un acto sindical, se dió el lujo de manifestar con un tono claramente ofensivo y peyorativo, diría también de compadrito sobrador, que su esposa, la Presidente, le recrimina cada mañana al levantarse "qué vice me pusiste, Néstor".
Ya conocemos varios aspectos de la personalidad del Dr. Kirtchner que no son, al menos a mi entender, muy agradables, comenzando por la mala educación. Ante el caso Cobos en sí, no se trataría de otra cosa que un insulto más, de los cotidianamente propinados al Vice Presidente por el universo oficialista. Nada nuevo en el sainete instalado en nuestro país.
Lo que me llama poderosamente la atención es la falta de respeto del Dr. Krtchner hacia su esposa, nada menos que la Presidente de la Nación, toda vez que desnuda que es EL quien pone y saca (hasta Vice Presidentes, fíjense ustedes), mientras que la señora haría las veces de "comunicadora" de lujo de los lineamientos, políticas y decisiones de todo tipo que toma EL.
Honestamente siento vergüenza por tal desconsideración y falta de tacto. Me parece que la Sra. Presidente merece más respeto, comenzando por el de su esposo.


Foto 1: Sitio Web oficial del Senado de la Nación.
Foto 2: Diario La Nación, de Buenos Aires.

1 comentario:

Miguel A. Mastroscello dijo...

El Dr. K desconoce el significado de la palabra "respeto", mientras que ella demuestra no tenerlo siquiera por sí misma.

Los miembros de la cúpula de este gobierno se destacan como los más impresentables entre los impresentables peronistas kirchneristas y (ahora) antikirchneristas.

La pregunta del millón quizá sea: ¿ganarán las elecciones de 2009?