7/3/10

¿Cuándo aprenderemos los argentinos?

Ellos, los yoruguas, están ahí, al lado, charco mediante. ¿Es tan complicado aprender y recoger enseñanzas más que obvias de la singular demostración de civilidad que nuestros hermanos, hijos de Artigas, nos señalan?

Me parece que va siendo hora de echarnos un baño de humildad. Mi respeto al Pueblo Uruguayo. Mi respeto a sus clase dirigente, por más problemas que tengan. El asunto no pasa por los problemas, se trata de una concepción filosófica ante la vida. Una Etica. Etica democrática y republicana. Sensatez política, además.

2 comentarios:

Todos Gronchos dijo...

La cagada se la mandó Artigas, que no fue lo suficientemente enérgico para lograr que la constituyente de 1826 aceptara a sus diputados. Lo demás lo cagamos solitos.

Saludos!

ars dijo...

Ya te dije. este Artigas "algo había hecho".
Que lo parió, diría Mendieta.